Postboda Sandra&Juan

Es curioso, pero a veces no son necesarias las palabras para describir algo grande. El día de la postboda de Sandra y Juan teníamos guiones, guiones técnicos, actings estudiados… pero sólo hizo falta una pequeña conversación con ellos antes de la sesión para darnos cuenta de que debíamos “romper los papeles“.

Nos trasladamos a un remoto rincón de Málaga y no hizo falta decir nada más. La luz del atardecer, el sonido de las olas, la brisa del mar y el mágico cariño que había entre ellos hicieron el resto. Nos mojamos, por supuesto, pero hasta la temperatura de las aguas de finales de octubre era agradable, como si nada en el mundo quisiera romper aquel momento. La sesión fue bonita, divertida y agradable, y más que unos novios y unos fotógrafos que se habían conocido poco tiempo antes, parecíamos amigos de toda la vida que vuelven a reunirse después de un tiempo. Solo esperamos que ellos disfrutaran tanto del día como nosotros y que lo sigan haciendo cada vez que vean y disfruten de su reportaje, pues es único e irrepetible.

Estamos seguros de que nuestros caminos volverán a cruzarse más veces, pero ese atardecer, esas miradas, ese tiempo capturado y almacenado en fotografías y vídeo, esos precisos momentos nunca volverán a repetirse, pero ellos se los llevan para poder revivirlos cuantas veces quieran. Solo queríamos decir que fue un auténtico placer compartir esa tarde con ellos y ser testigos de esos preciosos momentos que nos regalaron y partícipes de su inmortalización. Creemos que no hace falta decir nada más, porque es curioso, pero a veces no son necesarias las palabras para describir algo grande.

Postboda Sandra & Juan from Imaginartee on Vimeo.